Modelos y tipos de hamacas para bebés

Un accesorio muy funcional que hace la vida diaria más fácil tanto para el bebé como para los padres, la hamaca para bebé está disponible en diferentes modelos. Además de las características de una buena hamaca, como son la calidad del asiento, la inclinación del respaldo y la comodidad que ofrecen al niño, algunos modelos tienen una o más opciones que los diferencian de otras.

Hamaca con vibración

Si tu hijo tiene problemas para conciliar el sueño sin mecerse durante mucho tiempo en tus brazos, entonces es mejor optar por una hamaca con vibración. Se trata de un modelo de hamaca para bebé, suministrada con un acolchado con pequeño dispositivo que activa las vibraciones relajantes. Fácil de usar, la hamaca vibratoria puede encenderse pulsando simplemente el botón correspondiente. La ventaja de este tipo de hamacas es la posibilidad de utilizar o no ligeras vibraciones para calmar al bebé. Así, tenemos la posibilidad de obtener una hamaca básica para la siesta del bebé. Entre los modelos de hamacas con vibraciones, la hamaca Crece Conmigo de Fisher Price o la hamaca Balloon de Chicco destacan por su calidad.

Hamaca plegable

Es esencial que la hamaca de bebé tenga características que la hagan fácil de utilizar sobre una base diaria. Por eso, la hamaca plegable es muy popular entre los padres a los que les gusta salir con sus bebés. es una hamaca que se pliega y despliega con tal facilidad que es fácil de instalar de una habitación a otra de la casa (o apartamento), con el fin de mantener un ojo benévolo en el bebé mientras uno se dedica a otras tareas. Una de las ventajas de la hamaca plegable es que es fácil de transportar y se puede guardar. Si quieres comprar una hamaca plegable para yu bebé, el modelo Pocket Relax de Chicco es un modelo muy eficientes.

Hamacas de pie

Ideal para garantizar una buena estabilidad, cualquiera que sea la posición elegida para dejar cómodamente al bebé, la hamaca de pie también hace de los modelos de hamaca de bebé uno de los más apreciados por los padres. La ventaja de este tipo de hamaca consiste principalmente en la posibilidad de colocar al bebé a una altura cómoda para la espalda de los padres, obviamente, pero también para que el bebé no esté demasiado cerca del suelo. Entre los modelos más populares de hamacas de pie se encuentran la hamaca Up&Down de Beaba, o los columpios RockaRoo y MamaRoo de 4Moms.

Hamaca eléctrica

Uno de los modelos más sofisticados de hamacas para bebés, la hamaca eléctrica, que también sirve a menudo como balancin, es un accesorio de gama alta, que combina las características de una buena hamaca como la comodidad, la seguridad y diversas características como el entretenimiento musical y los juguetes de aprendizaje temprano. Como su nombre indica, la hamaca eléctrica se alimenta a menudo de la red eléctrica y dispone de alta tecnología. No es raro ver hamacas eléctricas que se pueden controlar a distancia, como los modelos de la gama de la marca 4moms.

Hamaca mecedora / musical

Como el bebé puede pasar el tiempo disfrutando de la comodidad de su hamaca hasta el sexto mes (unos 9 kg), es mejor elegir una hamaca musical o una hamaca mecedora. Como este tipo de hamaca está muy extendido en el mercado, es muy fácil encontrar modelos que proponen melodías, pero también sonidos de la naturaleza como el del agua que fluye o el que reproduce los sonidos de la selva: lo que es muy interesante para el despertar del niño. Muchos de estos modelos de balancin / hamaca musical funcionan con baterías, pero también se pueden encontrar modelos eléctricos. Otros son incluso compatibles con un reproductor de MP3, lo que le permite personalizar las animaciones de sonido.

Hamaca evolutiva

La mayoría de los padres optan por una hamaca evolutiva, para que después de los primeros 6 meses de vida, el bebé pueda seguir disfrutando de la comodidad de la hamaca, como silla infantil. Pero para que una hamaca evolucione con el tiempo, es preferible que su estructura sea robusta y que el tejido utilizado para el asiento sea resistente. Elegir una hamaca evolutiva es una inversión interesante en el sentido de que puedes utilizarla después de que tu bebé sepa sentarse solo. Hay muchas hamacas evolutivas en el mercado, como la hamaca Babybjorn Soft Balance.